.
Hoy es 15/07/2020 02:37:09pm

Nuestro centro sigue funcionando con atencion OnLine por Videoconferencia.
Contamos con descuentos especiales en atencion psicologica debido a la situacion nacional por COVID-19. Consulte por estos descuentos a nuestro whatsapp.

Atencion a todo Chile, tanto pacientes nuevos como antiguos.

NIÑOS FRENTE A LOS DESASTRES TELEVISADOS

La televisión expone a los niños a imágenes de catástrofes, atentados, accidentes y siniestros. ¿Pueden estas imágenes suponer un trauma para ellos?, ¿se debe cambiar de canal?, ¿cómo se debe reaccionar ante sus preguntas?

Comienza a ser preocupante, la globalización de las comunicaciones y el vertiginoso avance de las tecnologías de la información, permiten presenciar en vivo, e incluso en directo, todo cuanto acontece en el mundo.

Un gran número de hogares se ven asaltados diariamente por una legión de catástrofes, guerras y lágrimas, en muchos casos nutridas por el sensacionalismo de programas e informativos. Pero, ¿cómo afecta esto a los niños?, ¿qué precauciones conviene tomar?

En la televisión se ven diariamente sucesos escalofriantes, ¿puede repercutir esto en los niños?

Evidentemente sí. Todo cuanto entra en la mente de un niño le afecta. Los niños, a través de la televisión, aprenden mucho. Es más, gracias a ella los niños y adultos se forman una imagen del mundo en el que viven, comportándose en consecuencia.


Pero, en el caso de los niños, ¿puede dañarlos emocionalmente?

Un error habitual tanto para padres, como para psicólogos y educadores, es subestimar la capacidad de defensa de los niños. Sin embargo, también es cierto que son más débiles que los adultos, que no poseen ni sus capacidades, ni su experiencia. Para que un episodio televisado acarree importantes consecuencias emocionales a un niño, éste ha de encontrarse en una situación de desventaja. Por ejemplo, la mera visión de una catástrofe por televisión rara vez repercute de manera importante en un niño.

Pero existen niños privados de seguridad y afecto, que han vivido experiencias similares a la relatada por la pantalla, incapaces de expresar sus emociones, con problemas de autoestima, que viven en una situación familiar desfavorable, que son hipersensibles... En estos casos, el suceso sí puede actuar como desencadenante del trastorno o problema.

¿A qué otro tipo de consecuencias se refiere?

La televisión es uno de los grandes canales de comunicación con el resto del mundo. Si por la televisión sólo se observan catástrofes, lágrimas y todo tipo de situaciones angustiosas, es probable que empuje al niño a formarse una idea del mundo como un lugar lúgubre y peligroso. Y esta visión de las cosas repercutirá en todas las esferas de su vida.

¿Con qué edad resulta más peligrosa la televisión?

En general, cuanto más pequeño es un niño más peligrosa resulta la televisión. Pero existen dos edades que conviene señalar. Por un lado, a los tres o cuatro años comienza una importante apertura del niño al entorno. Comienza a interesarse por la televisión, sin poseer las suficientes estrategias y defensas para hacerle frente.

Además, ésta es la época de irrupción de la fantasía, que mal alimentada puede suponerle serios malestares.

Por otra parte, hacia los ocho o nueve años, el niño comienza a separarse de sus padres y a prestar mayor atención a sus compañeros y amigos. Y entre ellos comentarán lo que ven en la televisión, jugarán a ello y construirán con la imaginación cuanto les parezca intenso e interesante.

Y ante todo esto, ¿qué pueden hacer los padres?

Los padres tienen un papel fundamental en todo este proceso. Se les aconseja:


Limitar el uso de la televisión y propiciar el uso de otros medios. No debe saturarse al niño con el espíritu catastrofista que la televisión supone. Poca televisión se digiere con facilidad, pero mucha televisión puede desembocar en una indigestión.

No permitir que los niños observen imágenes especialmente angustiosas. La censura paterna puede evitar muchos de estos males. Sin embargo, debe estar adecuada a la edad del niño y a su sensibilidad.

Mantener una actitud crítica frente a la televisión. Reconocer y demostrar que el mundo no es exactamente como la televisión lo presenta y valorarla en consecuencia, puede facilitar que el niño se forme una imagen del mundo más acorde con la realidad y consigo mismo.

Aceptar las emociones del niño y facilitar su expresión. Si el niño se encuentra en un ambiente de confianza y respeto, en donde padres y familiares sienten realmente cuanto le sucede, tiene mayores probabilidades de encarar con éxito este proceso.

Remarcar que lo que están viendo ocurre en un lugar muy lejano y que no se corre ningún peligro. Los verdaderos temores del niño hacen referencia al daño físico y a la pérdida de los padres. Remarcar que esto no va a suceder y que el conflicto y la catástrofe es algo lejano, le facilita sentirse seguro y tranquilo.



Le invitamos a conocer las caracteristicas diferenciadoras de nuestro centro (que nos distingue): Quienes somos

Si desea conocer la experiencia de quienes ya han asistido a nuestro centro: Testimonios

Si desea ver nuestras oficinas: Nuestras Oficinas

Si desea reservar una hora de atencion lo invitamos a conocer nuestros Horarios y Valores.

Algunos testimonios de nuestros pacientes:



icon.Prisma Psicologia ®  www.prismapsicologia.cl
Centro de Atencion Psicologica especializado en Terapia de Pareja



Sistema de Reserva en Linea (atencion 24 hrs):


Para informarse de horarios de atencion, valor de la consulta, reembolso de isapres, descuentos por paquetes de sesiones, etc CLICK AQUI

Whatsapp para consultas (administrativas):
Click aqui desde su smartphone (whatsapp)

e-mail : [email protected]
Whatsapp para consultas : +56222352715

Horario de atencion:
Lunes a Viernes 10:00 a 22:00 hrs y Sabado 10:00 a 20:00 hrs.

Nuestra direccion:
Oficina Panoramico: Nueva Providencia 2155 (ex 11-Sept), Oficina 801-A (Torre A), Edificio Panoramico, Metro Los Leones ver mapa
Providencia - Santiago - Chile